Mini Repo

  • Compartir:
  • A+
  • A-

12/12/2011

El cambio en serio se produce desde el Estado



Entrevista a la ex diputada Carolina Stanley

Carolina Stanley integró el bloque de legisladores del PRO. Se incorporó al espacio que conduce Mauricio Macri como voluntaria en el 2003 con un perfil técnico vinculado a lo social y a partir de allí arrancó un camino en la política que no solo la llevó a ocupar una banca, sino también a convencerse de que “el cambio en serio se produce desde el Estado”. Es por eso que le cuesta imaginarse en una actividad diferente y que confiesa vivir la política “cada día con más pasión”.

Madre de dos varones, uno de cuatro años y otro de uno, admite que compatibilizar sus tareas como legisladora y las relacionadas con la maternidad es difícil y sostiene que la política es más complicada para las mujeres que para los hombres. Admira a Alicia Moreau de Justo y Eva Perón. “Fueron claramente transformadoras”, destaca de ambas. La presente entrevista se realizó cuando Carolina Stanley era Legisladora de la Ciudad, antes de asumir al frente del Ministerio de Desarrollo Social.

¿Por qué decidió dedicarse a la política?
Porque siento a la política como una herramienta, como un instrumento de cambio. Empecé trabajando desde un lugar técnico, motivada por todo lo que tiene que ver con la política social.

¿Empezó en el Grupo Sophia?
Sí, en el Grupo Sophia, pero antes había trabajado como asesora de una legisladora porteña, también con el perfil técnico vinculado con las políticas sociales. Siempre convencida, de todos modos, de que política pública es la herramienta para el cambio y que el cambio profundo se produce y en serio se produce desde el Estado.

¿Con qué legisladora trabajó?
Con María Laura Leguizamón, entre el 2000 y el 2003. En ese año yo ya empecé a trabajar en la campaña de Mauricio Macri. En aquel momento tenía un rol más técnico, metida en el tema de niñez e infancia. Cuando Macri se postuló en 2003, empecé como voluntaria trabajando con María Eugenia Vidal en todo lo que era el armado de la política para chicos en situación de calle. Perdimos las elecciones y María Eugenia, que ya estaba en el Grupo Sophia, me ofrece incorporarme; por el momento de la vida en el que estaba, me parecía una buena opción empezar a trabajar en el armado de políticas públicas desde la ONG. Ahí seguí trabajando muy vinculada siempre con el proyecto político de Mauricio.

¿Hoy volvería a incorporarse a la política o si pudiese elegiría otro rumbo?
Volvería a meterme en política; no me arrepiento de aquella decisión. Al contrario, vivo la política cada día con más pasión.

¿No se imagina haciendo otra cosa?
Me cuesta imaginar mi vida desvinculada de la política. En la medida en que siga sintiendo que podemos producir el cambio positivo y que la política social aplicada desde el Estado hace la diferencia, me cuesta. Uno nunca sabe, también soy mamá de chicos chicos, pero esto me encanta porque siento que es un instrumento maravilloso que permite llegar a mucha gente si es bien utilizado.

¿Qué tiene la política que atrapa a aquel que incursiona en ella?
La pasión que se genera al ver la política pública aplicada y al sentirse parte de determinados cambios.

¿Por qué los políticos valoran tanto la política como herramienta de cambio y el conjunto de la sociedad, en cambio, tiene una peor valoración de la política?
He tenido gratas sorpresas con gente que no está vinculada en política y que admira el involucramiento, por eso no me gusta englobar y pensar que todos desmerecen la política. Es cierto que hay una parte de la sociedad que descree de la política, pero también tiene que ver con determinados procesos y momentos históricos y económicos que hicieron que la gente se enojara con la política. En muchos casos influyó también la falta de resolución de los problemas que el ciudadano común siente y padece todos los días.

¿Empieza a haber ahora una revalorización de la política?
Sí, creo que de a poco hay una revalorización de la política, en muchos casos acompañada de la juventud y los chicos de escuela, que van motivándose y motivando a sus padres en sus casas. De a poco estamos reconvirtiendo esa sensación de mirar la política de afuera y con mucha desconfiaza.

¿Cómo se lleva con sus colegas políticos de otros espacios opositores al que usted integra?
Soy una persona que cree mucho en los consensos y en las vocaciones. Cuando hay una vocación de base compartida, podemos discutir con respecto a las formas y modelos y métodos, pero en el fondo estamos movilizados en el mismo sentido. He tenido buena relación en términos generales con mis colegas opositores que se dedican a la misma temática social que yo; hemos podido llegar a puntos de acuerdo y votar leyes que por ahí a priori parecían imposible acordar. Obviamente, hay algunos con los que me llevo mejor y comparto más y otros con los que comparto menos.

¿Ha hecho amigos en la política y la Legislatura?
Mis amigas son de afuera de la política y de toda la vida. Sí tengo buenas relaciones y de mucho afecto y aprecio con gente de la política. Soy de las personas que amigos llamo a muy pocos, con los que tengo mucha confianza y de muchos años. Quién dice que el día de mañana relaciones de la política se transformen en una profunda amistad… hoy son todos excelentes compañeros de trabajo con quienes tengo más o menos afinidad y de algunos tengo una enorme valoración.

¿Cómo se llevan la Carolina política y sus amigas de toda la vida ajenas a la política?
A ellas les cuesta más entender esto; la mecánica, el tipo de trabajo… De a poco, acompañándome en mi vida política, han ido aprendiendo.

¿Las ve tanto como querría o la política se lo impide?
La política es muy absorvente, pero trato de hacerme el espacio para verlas; no voy a decir que con la asiduidad que las veía antes, pero sí, las veo porque además funcionan como un cable a tierra.

¿Qué hacen cuando se juntan?
Nos juntamos en alguna casa, salimos a comer, nos reunimos con chicos algún día del fin de semana.

¿Cómo compatibiliza su vida de política con su vida de madre?
Tengo dos varones; uno de cuatro y otro de un año… Compatibilizar los horarios de la política y todo lo que tiene que ver con la maternidad es la parte más difícil para mí, pero uno va aprendiendo en el mismo camino. Hay determinadas cosas que voy eligiendo en materia de compromisos sociales para no estar todas las noches fuera de mi casa. Después como cualquier mamá que trabaja y llega a las ocho de la noche a su casa, les da de comer a los chicos, mira los cuadernos, juega un rato con ellos y los acuesta. Sí trato de preservar mucho el fin de semana y dedicarles sábados y domingos enteros a estar juntos.

¿Qué hace los fines de semana?
Este fin de semana fui al zoológico y después tuve un cumpleaños infantil. Ya estar con mis dos hijos me mantiene la cabeza totalmente ocupada con otra cosa. El domingo también aprovechamos y salimos un rato. Voy variando los programas.

¿Aún cuando se va con los chicos sigue conectada por teléfono?
Sí, el teléfono sigue prendido. Me llaman si pasa algo, si es una urgencia, pero no soy una obsesiva que llama todo el fin de semana a mis compañeros de bloque para saber qué está pasando. Pero sí tengo el celular prendido y recibo mails.

¿Y con el resto de la familia cómo sobrelleva su condición de política?
Encontrar los equilibrios es parte de la vida misma. Uno tiene que ir buscando espacios y momentos para ver a mi hermana, a mis padres…

¿Es más complicada la política para la mujer que para los hombres?
Sí, por dos motivos: primero, porque existe un gran prejuicio que le hace más difícil a la mujer llegar y crecer, aunque no fue mi caso en el PRO, que siempre ha tenido espacio para las mujeres y en las últimas dos elecciones cumplió por demás el cupo; segundo, porque si la mujer es madre es más difícil; aunque creo en los roles compartidos, hay momentos en que el chico quiere a la madre y no al padre y además la sociedad tiene una impronta absolutamente machista.

¿De dónde proviene su vocación por lo social y lo político? ¿Es una cuestión familiar, algo de sus padres y su hermana o exclusivamente suyo?
Mi hermana también se dedica al trabajo social, pero en el campo de las ONG. Papá no se dedicaba a temas sociales puntualmente, pero sí fueron temas que siempre se charlaron mucho en mi casa y después fue surgiendo la vocación. Yo estudié Derecho en la UBA y cursé una materia que se llamaba Derecho Penal Juvenil. Ahí empecé con un profundo interés a trabajar todo lo que era delincuencia juvenil y demás porque tuve una profesora extraordinaria. Por ese costadito me contacté en aquel momento con María Laura Leguizamón, que estaba en el Consejo del Menor de La Plata.

¿Se sintió acompañada por su familia cuando decidió sumarse a la política?
En términos generales siempre me alentaron mucho y en parte me terminé de animar porque siempre sentí el respaldo de todos para emprender este camino; papá mucho más convencido, mamá mirando la política con más recelo. Ahora ya está, se acostumbraron.

¿En qué lugar de Buenos Aires pasó su infancia?
En Palermo. Sigo viviendo en Palermo.

¿Y a qué escuela fue?
Al Santa Catalina, en Belgrano.

¿Por qué se quedó en Palermo? ¿Qué es lo que la atrae de ese barrio?
Lo siento muy barrio, lo conozco de toda la vida… Me gusta la dinámica que tiene; uno baja, tiene la verdulería, la carnicería, la plaza para los chicos…

¿Es de ir a hacer las compras y cocinar?
Obviamente el trabajo me lo complica, pero a veces, antes de salir de casa o a la tardecita, me ocupo de las compras, de que estén las cosas para la semana; cocinar mucho no puedo.

¿Es buena en la cocina?
No me animo a decir que soy buena; tengo algunos platos que sé hacer y después todo lo que es la comida para los chicos el fin de semana que cocino yo.

¿Cuál es su especialidad?
El pescado me gusta mucho; algún tipo de pescado al horno o a la plancha…

¿Qué figuras de la política de la historia argentina destacaría?
Por mi condición de mujer, me encantan Evita y Alicia Moreau de Justo. De ambas remarcaría esa cosa de lucha, de mucho esfuerzo y trabajo y de transformación; fueron mujeres claramente transformadoras que usaron la política como herramienta de transformación.

¿Por qué cree que a Evita se la cuestiona tanto?
Porque fue una persona que tuvo tanta fuerza y valor y generó tanta transformación. Siempre que uno tiene esa impronta genera ruido y cuestionamientos. Además, todos en la vida tenemos cosas criticables y otras que se rescatan como positivas, pero nadie puede cuestionar las transformaciones históricas que generó Evita en la vida política de las mujeres y en cuestiones sociales.

¿Qué cambió en usted desde aquella primera experiencia en la Legislatura como asesora de María Laura Leguizamón a ahora que es legisladora?
Aquella experiencia me sirvió para conocer el funcionamiento de la Legislatura, que tiene sus propias herramientas de trabajo. Ahora, como legisladora la situación es distinta: la Legislatura es otra y el rol mío también porque soy yo la que tomo las decisiones.

¿Es de dudar mucho al momento de tomar una decisión?
No, en general trato de ser decidida. Sí consulto mucho antes y trato de informarme bastante, pero una vez que tomé la decisión me mantengo en lo que decidí.

¿En su casa es también la que toma las decisiones?
(Se ríe) ¡Qué pregunta difícil! En el manejo de la casa y en lo que refiere a los chicos, sí soy yo claramente la que toma las decisiones.

¿Y a la hora de decidir las vacaciones?
No, consensuamos.

¿Usted elige la playa o la montaña?
El mar, el mar; me encanta la playa como concepto de vacaciones. Me gustan los atardeceres y el ruido del mar; me energizan.

¿Hace deportes?
No, terrible… todos los días pienso que tengo que arrancar. De chica jugué mucho al tenis; también he tomado clases de golf y equitación.

¿Qué pasó con el tenis?
Llegó la adolescencia tardía y largué, pero me gusta como deporte. Ya de más grande arranqué a correr y me enganché. Me cuesta mucho empezar y adquirir la dinámica de hacer deporte.

¿Un lugar en el mundo?
Qué difícil, me gustan tantos lugares… me cuesta decidirlo, pero creería que algún lugar de Italia; la Toscana. Si es para soñar, me fui lejos, pero mi lugar, mi primer lugar en el mundo, es mi casa y Buenos Aires.

16/11/2017
Reunión 33
ESTADO
Finalizada
SESIÓN
ORDINARIA
Documento Labor
+Info

09/11/2017
Reunión 32
ESTADO
Finalizada
SESIÓN
ORDINARIA
Documento Labor
+Info

02/11/2017
Reunión 31
ESTADO
Finalizada
SESIÓN
ORDINARIA
Documento Labor
+Info

12/10/2017
Reunión 30
ESTADO
Finalizada
SESIÓN
ORDINARIA
Documento Labor
+Info

05/10/2017
Reunión 29
ESTADO
Finalizada
SESIÓN
ORDINARIA
Documento Labor
+Info

Últimas Noticias


NUEVOS LEGISLADORES 2015

Ver Todo





La Legislatura y la gente

Nuestro Programa de TV


Bloque IV

Sección Cultural: Declaración de Interés Social y Deportivo al 2do. Día Paralímpico Argentino

Ver todos los programas


Twitter

aplicaciones

Descargate las Apps de tus Legisladores

Enterate de todo lo que queres saber y mantené contacto directo con las personas que te representan
Disponible la App Oficial de tu Legislatura