SESIÓN ORDINARIA EN VIVO

Reunión del año (23/11/2017)

Documento Labor

Mini Repo

  • Compartir:
  • A+
  • A-

08/04/2009

La democracia permite dialogar para solucionar conflictos



Entrevista al Diputado Enrique Olivera

Enrique Olivera parece un hombre que siempre guarda la compostura. Error. Es un detallista que, con fervor amable, remarcará lo que le interesa. Durante la entrevista, vestía riguroso sport, portaba un reloj común y, es notable, su rostro permanece sin cambios desde hace unos..15 años. Raro -espécimen- de la política porteña, desde una postura liberal formó parte de las huestes de Raúl Alfonsín y es aliado de Elisa Carrió. Es apreciado por sus pares en la continuidad del respeto, sin despertar amores involvidables, pero reconocido por su saber

Usted tiene toda una trayectoria en la actividad privada y toda una historia familiar, pero está en la política, ¿por qué?
Por responsabilidad.

¿Pero tal vez le resultaría más cómodo dedicarse a otra cosa?
Sin duda sería más cómodo, pero desde el punto de vista que uno siente que tiene responsabilidad por lo que sucede alrededor y no hace frente a esa responsabilidad no vive demasiado feliz porque se siente en deuda.

¿De dónde le viene esa idea de responsabilidad?
De siempre, del colegio, pero si me preguntan algo que me haya tocado fue a comienzos de los ’80… tenía un cargo muy importante en la actividad privada y vivía muy bien, pero había un cartel que decía “¿Qué les vas a contar a tus hijos que hiciste durante la guerra de Malvinas?”. En algún momento a uno mismo o a los hijos hay que rendirle cuentas.

¿Cuándo pasó del pensamiento al hecho?
La decisión fue absolutamente inesperada. En 1986, durante el gobierno de Alfonsín, se creó el Holding de Empresas Públicas, que tenía una facturación equivalente al 10 por ciento del PBI. Alfonsín me ofreció el cargo y de la noche a la mañana tuve que pasar de la actividad privada a la pública. Me acuerdo que el día que dije que sí en mi casa había tantos periodistas que entraban hasta por las ventanas. No tenía ninguna experiencia de gestión pública ni tampoco con los medios y aquella noche tuve que ir a un programa con altísimo raiting.

¿Y cómo le fue en aquel primer contacto con los medios?
Fue interesante y hasta divertido. Nadie entendía nada; algunos pensaban que era para mejorar la eficiencia de la gestión de las empresas que dejaban mucho que desear, otros que era para privatizarlas, otros que era para hacerlas cotizar en bolsa. Me acuerdo que un asesor que me mandaron, que ahora es amigo mío, y yo le dije que no veía que la solución fuera privatizar todas las empresas públicas y que íbamos a generar una contradicción entre los que los periodistas habían hecho trascender eso y lo que yo dijera; me respondió que no me preocupara, que dijera que había que estatizar todas y que la gente iba a pensar que había que privatizar.

¿Qué aprendió de entonces a ahora?
Digo una sola cosa para simplificar: la enorme diferencia entre la gestión pública y la privada está en el sistema de incentivos; en la gestión privada tiene mucho que ver con mejoras en la retribución de quienes trabajan y sobre la permanencia o no en la empresa mientras que en el sector público hay estabilidad de empleo y los salarios se resuelven sin tener en cuenta los criterios del sector privado. La enorme diferencia, entonces, es que si uno da una orden en el sector privado hay alta probabilidad de que se cumpla, pero en el sector público es muy baja, salvo que uno logre persuadir. La enorme diferencia entre gestionar y gobernar es el sistema de incentivos y la persuasión.

¿Debería haber escuelas de dirigentes públicos?
Hay y me ha tocado hacer programas para escuelas de dirigentes públicos, pero la gran diferencia está ahí: si en el sector privado una orden no se cumple, al tipo se lo aparta de la empresa o su carrera queda interrumpida; en el sector público hay que persuadir. En el sector privado también corre la persuasión, pero en el sector público la persuasión tiene que ver con la pertenencia y la asunción del proyecto.

¿Qué es lo que más le gusta y lo que más le fastidia de la política?
Si uno, por ejemplo, gestiona un comedor comunitario, puede resolverle el problema de alimentación a 100 personas, pero si uno logra establecer una política pública alcanza a muchas más personas; en la política hay mayores posibilidades de impulsar el bien común y eso es lo que más me gusta. Lo que más me molesta es que muchas veces esos objetivos del bien común terminan postergados frente a las exigencias de la convivencia política, tanto dentro como fuera del propio partido de uno. Dicen que en la guerra los tiros vienen de frente y entran por el pecho, pero que, en cambio, en la política entran por la espalda.

¿Es tan así?
No es tan así, pero algo de eso hay. Pero ojo: cuando uno llegaba en mi época a la Escuela de Administración de la Universidad de Harvard, lo primero que le daban a los alumnos era un libro que se llamaba El Management y Maquiavelo, que tendía a demostrar que muchos problemas de la política se dan también en el seno de las empresas privadas, lo cual es previsible que ocurra porque al fin y al cabo hay discusiones de poder.

¿Cómo se maneja con las nuevas herramientas tecnológicas como, por ejemplo, Internet?
Me parecen muy útiles, las valoro, pero las considero eso: tecnologías.

¿Entra en su página de Internet y hace cambios?
No, me cuentan lo que vamos incorporando contenidos, pero no es algo que controle diariamente.

¿Tiene Facebook?
Por ahora, no he querido; no me parece que esté asentada la idea todavía. Va creciendo, pero como muchas cosas también van madurando; hay que aprovecharlo cuando esté más maduro. No creo tampoco que sea el único canal. Yo, por ejemplo, propicié desde la presidencia de la Comisión de Educación de la Legislatura un sitio web para el debate educativo que empieza a operar ahora; el sitio www.dialogoeducativo.gov.ar

Usted fue presidente del Holding de Empresas Públicas, legislador, presidente del Banco Nación, secretario de Turismo, jefe de gobierno. ¿Si le dieran a elegir, con cuál se queda?
Sin duda con la Jefatura de Gobierno; es el cargo más difícil pero al mismo tiempo el más atrapante.

¿Por qué?
Porque estás todos los días en crisis.

¿Y cuál es el gusto de estar todos los días en crisis?
Es un estímulo a la creatividad y a la capacidad de solucionar conflictos. La democracia es un método pacífico, no violento, de resolución de conflictos. Si uno se remonta a la historia, ¿qué hacían los griegos antes de reunirse en el Agora? Cuando querían tomar una decisión, consultaban a los astros, a las entrañas de las aves, a los oráculos… un día se les ocurrió que la mejor manera era cambiar ideas con otros, dialogar, y que desde posiciones opuestas podía surgir un consenso, una idea en común superadora. La democracia fue eso más la aceptación de que la mayoría decide y en ese sentido es un método de resolución pacífica de conflictos; por eso cuando desaparece el diálogo, lo reemplaza la violencia. Cuando dos primates caminaban juntos y encontraban en el suelo una banana, terminaban resolviendo violentamente de quién era. La democracia permite dialogar para establecer una solución a conflictos. La resolución tradicional de conflictos era la Justicia, pero en última instancia también era una solución violenta porque la Justicia implica hacer uso de la fuerza pública, y por eso ahora se alientan las resoluciones facilitadas. En la Jefatura de Gobierno las decisiones siempre favorecen a algunos y le complican la vida a otros; entonces, el conflicto es de todos los días.

¿Cómo ha manejado las presiones propias de los altos cargos que ha ocupado?
En todos los órdenes de la vida, cualquier decisión que uno toma genera una presión interna originada en la conciencia y en los valores, una presión del medio más próximo, que en política llaman el entorno, y una presión de los intereses afectados. En mi caso, siempre he tratado de ser fiel a mis convicciones y de actuar en consecuencia; así uno es más libre de las presiones y además tiene paz interior.

¿Todavía tiene capacidad de asombro?
Aristóteles decía que la capacidad de asombro es la primera condición del filósofo. No es que yo lo sea, sino que está íntimamente ligado a la capacidad de pensar; asombrarse significa en última instancia advertir que hay situaciones nuevas que merecen atenciones particulares.

¿Alguna vez se sintió hastiado y con ganas de irse de la política?
Muchas veces, pero tanto en la actividad pública, como en la privada.

Pero la política hay otras cosas, como valores que no tiene la actividad privada, también tiene ideología.
Sobre eso de la ideología habría que hablar mucho. En última instancia, la ideología supone la creación de un campo mental a partir del cual se ve la realidad porque se mira la realidad y se ve lo que ese modelo decide que se vea. Si uno entra a un supermercado con la intención de comprar un dentífrico, va a ver aquello que se parece al envase de un dentífrico y difícilmente la atención vaya a reparar en cosas que no se parecen.

A propósito de eso, ¿le gusta comprar?
Soy muy poco comprador, pero tengo una enorme ventaja: tengo cinco hijos, de los cuales tres son mujeres, y mi mujer que se ocupan de comprarme cosas. Hace muchos años que no compro sacos ni corbatas; tengo el mismo reloj desde hace años y le cambio la malla. Lo que sí compro son libros. Soy poco consumista.

¿Le molesta que otros lo sean?
No, para nada. El consumismo también consume tiempo y distrae, pero cada uno hace lo que quiere.

¿En qué consume usted su tiempo?
Leo muchísimo; ahora estoy leyendo un libro que se llama Las guerras de Dios, que tiene 1300 páginas. Leo varios libros al mismo tiempo; también estoy leyendo otro sobre la historia del cristianismo. También leí el último libro de Sebrelli.

¿Cómo elige los libros?
Hay ciertos temas que me interesan. Me gusta muchísimo la historia, también la filosofía. La historia es experiencia en barras, por decirlo de algún modo; la historia es la acumulación de experiencia. La historia que nos han vendido es la de las batallas, los reyes, los presidentes, pero hay otra historia.

¿Ve televisión?
Trato de ver cine.

¿Va al cine o ve películas en su casa?
Me gusta más ir al cine, acabo de ir a ver Slumgdog Millonaire.

¿Le gustó?
Me encantó. Estoy muy decepcionado con los Oscar, pero esta película está muy bien hecha; todo está muy bien hecho. Me gusta el cine y también veo películas en casa.

¿Le gusta tomar algo mientras ve películas?
Me gusta estar cómodo, tener un buen sillón o muy buenas butacas cuando voy al cine; las butacas reclinables me parecen un gran adelanto.

¿Le molesta que la gente coma pochoclo en el cine?
Mi mujer siempre se queja de eso. Yo ni los escucho porque me compenetro con las películas. Eso sí, si alguna me aburre, me levanto y me voy.

¿Qué tipo de películas le gustan?
Las que llevan implícita reconstrucción histórica. Cuanta película de reconstrucción histórica hay, la veo.

¿Cómo ha combinado la política con la familia?
Hice lo mejor que pude; no es fácil, pero mi mujer me lo ha facilitado porque ha tenido bastante paciencia, más que mis hijos.

¿Ellos han reclamado más?
También lo soportan, pero menos callados.

¿Tiene nietos?
Once.

¿Cómo es en su papel de abuelo?
Es complicado. Los abuelos de hoy no pueden ser los de antes. Mi padre, por ejemplo, malcrió a los nietos porque nosotros los educábamos. Ahora son el abuelo o la abuela los que les ponen límites a los nietos. En todo este lesse faire que se impuso en la conducta de los padres de nunca contradecir al chico ni ponerle límites y darle todo lo que pide alguien le tiene que poner freno. Mis hijos son de poner bastantes límites, pero me doy cuenta de que hay que hacerlo. Además, las madres trabajan y no pueden estar como antes con los chicos.

¿Cómo fue su infancia?
Fui a un colegio de salesianos, de muy bajo costo, al que agradezco haber ido, porque había absolutamente de todo y eso implicaba muchas veces tener que resolverle problemas a los compañeros, materiales e intelectuales. Yo vengo también de una familia muy cristiana donde la responsabilidad por el otro era algo muy inculcado.

¿Dónde vivía?
Nací en Palermo y de chico, en edad escolar, viví en Martínez.

¿Vivió períodos muy prolongados en el exterior?
No largos, pero sí varias veces. Viví en Estados Unidos y en Italia. Hace algunos años también mis cinco hijos estaban afuera. La pregunta es por qué vuelven. Cuando yo viajé era lo menos tanguero que había, ni se me ocurría escuchar un tango, pero afuera lo primero que hice fue conseguirme un casete de tango, de Susana Rinaldi.

¿Qué extrañó mientras estuvo en el exterior?
Todo, uno extraña todo.

¿Nunca pensó en radicarse en el exterior?
Tuve oportunidades muy interesantes, pero soy de aquí. Lo mismo mis hijos.

Usted ingresó a la política en el radicalismo. Hace años ya que integra la Coalición Cívica, ¿por qué?
La mirada y la propuesta de la Coalición Cívica es de vanguardia, se anticipan a lo que ocurre y eso es muy atrapante intelectual y afectivamente. Desde la Coalición Cívica se ven las cosas con una mirada nueva. Vuelvo al dentífrico: si los a prioris son diferentes, las propuestas son diferentes. Estamos en un cambio de época porque estamos seguros de que se ha perdido la fe en la razón y la confianza en el progreso y hay una crisis de sentido que es mucho más profunda que una crisis de valores porque el sentido articula el sistema de valores. La Coalición Cívica, y en gran medida Elisa Carrió que ha sido mi gran compatibilidad, es la única que tiene una mirada desde una modernidad crítica. El radicalismo es un partido de la modernidad, el peronismo puede ser visto como un partido de la modernidad en alguna versión o como un partido del poder. La Coalición Cívica apunta, en cambio, a una mirada desde la modernidad crítica cuyo énfasis apunta a la búsqueda de un nuevo sentido.

 

28/11/2017
Reunión
ESTADO
Próxima
SESIÓN
ESPECIAL
Documento Labor

23/11/2017
Reunión
ESTADO
Próxima
SESIÓN
ORDINARIA
Documento Labor

16/11/2017
Reunión 33
ESTADO
Finalizada
SESIÓN
ORDINARIA
Documento Labor
+Info

09/11/2017
Reunión 32
ESTADO
Finalizada
SESIÓN
ORDINARIA
Documento Labor
+Info

02/11/2017
Reunión 31
ESTADO
Finalizada
SESIÓN
ORDINARIA
Documento Labor
+Info

12/10/2017
Reunión 30
ESTADO
Finalizada
SESIÓN
ORDINARIA
Documento Labor
+Info

05/10/2017
Reunión 29
ESTADO
Finalizada
SESIÓN
ORDINARIA
Documento Labor
+Info

Últimas Noticias


NUEVOS LEGISLADORES 2015

Ver Todo





La Legislatura y la gente

Nuestro Programa de TV


Bloque IV

Sección Cultural: Declaración de Interés Social y Deportivo al 2do. Día Paralímpico Argentino

Ver todos los programas


Twitter

aplicaciones

Descargate las Apps de tus Legisladores

Enterate de todo lo que queres saber y mantené contacto directo con las personas que te representan
Disponible la App Oficial de tu Legislatura