Noticias

En vísperas del día de la primavera del año 1997 al concluir el recital con el que el grupo "Soda Stereo" se despidió en el estadio de River Plate, antes del reencuentro en 2007, Gustavo Cerati resumió su gratitud a músicos, asistentes y a los 60.000 admiradores diciendo: "¡Gracias... Totales!".

Tiempo después, en uno de sus temas memorables cantaría "Poder decir adiós es crecer", en 2006 incorporado a su disco "Ahí vamos". Por entonces se desconocía lo que le depararía el futuro no lejano. Sabido es que hay impredecibles. Sucesos que acontecen irrumpiendo en la vida provocando dolores profundos, insondables, que tornan en fecundidad cuando acercan y afianzan los vínculos. Suelen ser la causa para que el afecto se muestre con libertad y se expanda. Así sucedió a partir del 15 de mayo de 2010 entre el magistral artista, sus seguidores e incluso quienes a causa de aquel impredecible se acercaron a su obra.

Por más de cuatro años a la admiración se sumó la solidaridad y el acompañamiento especial a su madre Lilian Clarke - mensajera de la esperanza -, sus hijos Benito y Lisa así como al resto de sus familiares.

El reconocimiento a uno de los más influyentes y talentosos músicos del rock iberoamericano constituido en leyenda viva no tardó en formalizarse. Gustavo Cerati, por unanimidad de la Legislatura el 5 de diciembre del 2013 fue declarado Ciudadano Ilustre de Buenos Aires, a través de la Ley N° 4834. Y el pasado 23 de junio en el Salón "Eva Perón" del Palacio Legislativo su madre e hijos recibieron en su nombre la distinción. A principios de marzo de 2007 un decreto del Poder Ejecutivo lo había honrado como Personalidad Destacada de la Cultura.

A los 55 años de edad, la mañana del jueves 4 de setiembre murió quien entre otras palabras hechas canción había proclamado: "Poder decir adiós es crecer". El cuerpo parlamentario de la Ciudad de Buenos Aires estaba en una de sus habituales sesiones cuando a las 13.30 el anuncio hecho por el Vicepresidente Primero, Cristian Ritondo, desde el estrado de la Presidencia consternó al pleno, asesores y público que se encontraba en el Recinto. Comunicó que el velatorio se realizaría en la sede parlamentaria. De inmediato, la diputada Susana Rinaldi (FPP) pronunció breves pero emotivos conceptos evocando la personalidad del músico y el ejemplar rol de su madre durante los últimos años. Pidió un minuto de silencio que fue correspondido por todos puestos de pié.

Las expresiones de emoción y deseos de ofrendar la última despedida ganaron las calles, se multiplicaron. A las 22 horas cuando se abrió la Puerta de Honor sobre la Diagonal Sur, una silenciosa columna de seguidores superaba las quince cuadras resistiendo las inclemencias del tiempo. Semejando a un compasivo gesto del cielo comenzó a caer una persistente lluvia.

El último adiós tuvo lugar en la "Galería de la Memoria" situada el Hall de Honor hasta el mediodía del viernes. Esta vez eran el pueblo y las autoridades de la ciudad quienes a Gustavo Cerati le dijeron "¡Gracias... Totales!". Sus familiares recibieron el afecto continuo de sus amigos, entre ellos músicos tales como Charly García, Zeta Bosio, Miguel Mateos, Pedro Aznar, Fena Della Maggiora, Dante Spinetta, Emmanuel Horvilleur y Lolo Fuentes. También de quienes lo acompañaron en sus últimas apariciones artísticas: Fernando Samalea, Richard Coleman, Leandro Fresco y Fernando Nalé. Desde compañeros del secundario hasta la familia Martín Palermo, junto a otras personalidades y numerosísimos seguidores. Medios de comunicación nacional, de Venezuela, México, Chile y Estados Unidos hicieron una detallada cobertura periodística.

Después de cerrada la Puerta de Honor, pasadas las 12, Lilian Clarke y sus nietos desde el palco de la planta principal que da a Diagonal Sur agradecieron a las muchas personas que permanecían frente a la Legislatura. La emotividad no cesó. Espontáneamente se entonaron entre otras, las canciones "De música ligera", "Crimen" y "Persiana americana".

El auto con el cuerpo del músico, cantautor, compositor y productor discográfico salió a las 13.40 por la cochera de Diagonal Sur 595 esquina Perú. El cortejo, rodeado de una conmovida multitud se desplazó muy lentamente iniciando un recorrido que por Avenida de Mayo siguió por Carlos Pellegrini, avenida Córdoba, Maure, avenida Corrientes y Jorge Newbery hasta el cementerio de La Chacarita.
 
"¡Gracias... Totales!" a Cerati fue una impactante realidad individual y colectiva, aunque se quede en su legado más sublime: el de su voz y su música inolvidables, sin olvidar que "Poder decir adiós es crecer".

Por Héctor Daniel Vargas
 

© 2018 Legislatura Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Coordinación de Enlace Web Parlamentario - Dirección General de Sistemas Informáticos- TEL.: +54 11 4338-3000 INT 7308 / 7129.

Accesos Rápidos