Noticias

Rodolfo José Fisher y Héctor Horacio Scotta, es decir el "Lobo" y el "Gringo", figuras históricas del Club Atlético San Lorenzo de Almagro, recibieron sus distinciones como Personalidades Destacadas del Deporte por fomentar esa actividad en los más jóvenes y por sus méritos futbolísticos en la institución de Boedo.

La ceremonia se realizó en el Salón San Martín de la Legislatura porteña organizado por los los diputados Enzo Pagani y Virginia González Gass, autores de la propuesta. El presidente del club, Matías Lammens acompañó a los homenajeados.

"Se trata de dos excelentes seres humanos apreciados y reconocidos por sus pares, quienes fomentan constantemente con su accionar el deporte en los jóvenes, y son recordados por toda la afición deportiva, aún más allá de los simpatizantes de los colores que los hicieron una gloria del deporte nacional", manifestaron en los fundamentos al momento de presentar los proyectos de ley.

"Hoy estamos premiando su trayectoria en el campo de juego pero también las cualidades que como seres humanos han logrado ganarse en la sociedad. Hombres de bien que sumaron amigos y admiradores de su juego adentro y fuera de una cancha de fútbol. Con sus goles, que son el alma del fútbol nos han dado innumerables alegrías", sostuvo Pagani. En tanto, la diputada Virginia González Gass también mostró su emoción con la entrega de este premio "a dos compañeros cuervos".

Fischer y Scotta, goleadores y campeones con San Lorenzo en diferentes torneos, pero con algo en común: la capacidad goleadora. El Lobo es uno de los cuatro máximos goleadores de San Lorenzo con 140 goles. Reconocido en la cancha por su velocidad y fuerza en la delantera también deslumbraba con una famosa bicicleta con la cual dejaba descolocados a los jugadores rivales. Además, se lució en equipos de Brasil y Perú.

Scotta fue un gran "artillero" en las redes y de ahí que también haya marcado muchísimos goles con la camiseta azulgrana. Ostenta el récord de 60 goles en una temporada en el fútbol argentino. A su paso por el seleccionado nacional se suman otros equipos del país y el Sevilla (España).

Fischer y Scotta se mostraron muy contentos con recibir este homenaje y agradecieron a la Legislatura y particularmente a los autores de la iniciativa. El "Lobo" se lo dedicó a los hinchas, que "sin ellos no estaríamos acá, son los que nos dan el amor y el cariño". Por su parte, el "Gringo" expresó: "Estoy muy emocionado y contento de tener aquí a mi familia".

Los homenajeados también fueron saludados por el presidente de San Lorenzo de Almagro, Matías Lammens quien destacó: "Este reconocimiento para el club es muy importante como institución porque son dos personas que están muy comprometidas con San Lorenzo". Además Lammens hizo foco más allá de lo deportivo y resaltó que "es un orgullo tener al Gringo trabajando en el club" y resaltó la tarea del departamento institucional del club que "cuida de nuestras glorias".

La distinción sancionada el 18 de septiembre de este año es un merecido tributo a la trayectoria de dos grandes campeones goleadores de la historia del "Ciclón" pero que también vistieron la camiseta de la Selección Nacional.

El "Gringo" Scotta. De notable entrega dentro de los campos de juego, su sacrificio, esfuerzo y precisión en el fuerte disparo fueron sus más grandes virtudes que supo explotar con la camiseta del Ciclón. En 1972 integró el equipo que ganó los Campeonatos Metropolitano y Nacional, de la mano del técnico Juan Carlos Lorenzo.
Ya consagrado como ídolo del club, vuelve a ser Campeón con el equipo de Boedo en el Torneo Metropolitano de 1974, conformando una delantera explosiva junto a Oscar Ortiz y al cordobés Alberto Beltrán. En 1975, llegaría quizás su mejor año, convirtiendo para los Gauchos de Boedo en una sola temporada 60 goles, batiendo el record conseguido en los años 40 por Arsenio Erico, formidable delantero de Independiente. Récord que hoy más que nunca se mantiene vigente y parece inalcanzable.
Su rol de goleador hizo que el Club Sevilla de España lo fiche en una cifra record, llevando su talento al Viejo Continente para luego convertirse en nuevo crack de la afición española.
Ya en Sevilla, tras jugar cuatro temporadas, supo quebrar redes y batir a los arqueros españoles y extranjeros. Hasta 1980, jugó 101 partidos convirtiendo 53 goles.
Paralelamente, César Luis Menotti lo convocó para conformar el plantel de la Selección Argentina que se preparaba para disputar el Campeonato Mundial de 1978. Aquí defendió los colores patrios en 7 partidos con 5 goles convertidos.
Actualmente el “Gringo” trabaja con las escuelas de fútbol del Club Atlético San Lorenzo de Almagro, brindando toda su experiencia, y su nobleza, a los niños y jóvenes que se asoman al deporte. En San Lorenzo convirtió 143 goles en 236 encuentros disputados.

El "Lobo" Fischer. Rodolfo Fischer surgió de las divisiones inferiores de San Lorenzo, debutando en Primera División en 1965, remplazando a otro ícono de la historia azulgrana: Victorio Casa, en cancha de Atlanta frente a Argentinos Jrs. Su notable entrega, enjundia, muy buena pegada y desplazamientos técnicos de delantero de gol, hicieron que el “Lobo” Fischer entre en la piel de los hinchas como ídolo, además de ganarse rápidamente a la afición con la fuerza de sus goles.
El año 1968 sería uno de sus mejores a nivel deportivo, tras consagrarse Campeón con uno de los grandes equipos de la historia del fútbol Argentino: Los Matadores, primer equipo campeón invicto, ganador del Campeonato Metropolitano. Es uno de los máximos goleadores de San Lorenzo de Almagro con 140 goles en 272 partidos jugados.
Además integró distintos planteles de la Selección Argentina durante el período comprendido entre fines de la década del 60 y principios de los 70.

© 2018 Legislatura Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Coordinación de Enlace Web Parlamentario - Dirección General de Sistemas Informáticos- TEL.: +54 11 4338-3000 INT 7308 / 7129.

Accesos Rápidos